Translate

jueves, 9 de junio de 2011

Decoración de la sala de lectura


La vivienda actual se caracteriza por el espacio reducido, lo cual dificulta la creación de una sala de lectura. De todos modos, podemos lograr nuestro rincón para libros, empleando cualquier espacio de la casa que tengamos en desuso o mal empleado, como un sector del garaje, la buhardilla, el sótano, incluso una despensa en desuso nos puede servir, basta con que pueda albergar algunos libreros, un sofá o silla cómoda y esté bien iluminado.


Tal vez parezca una habitación innecesaria, pero para los amantes de la lectura, puede constituir un espacio prioritario, en el cual pueden disfrutar de su libro favorito, alejados de los ruidos molestos, cómodamente instalados y con una buena luz.


Cuando la sala es muy amplia, podemos robar un sector para crear nuestra sala de lectura. No necesitamos hacer obra para ello, basta instalar unos libreros altos como división, e instalar una puerta plegable o corredera. Esta solución es apropiada para salas que tienen formas irregulares y poco aprovechables.

Ideas para la sala de lectura:
Cuando hay estudiantes en casa, podemos aprovechar para crear un estudio que sirva además como sala de lectura. Allí podremos ubicar un escritorio los libreros, un par de sillones cómodos, tal vez también la computadora, el equipo de música, el DVD. De este modo, tendremos un salón de usos múltiples, destinado al estudio y recreación.


Es importante que los libreros sean cómodos, que permitan acceder fácilmente a los libros. Es conveniente tener un lugar donde apoyar el libro, en caso de libros voluminosos, o de consultar con más de un ejemplar por vez. En este caso, un escritorio es ideal. También podemos recurrir a muebles del tipo cómoda o estantería con secretaire, para el caso de que nuestra sala sea reducida o precaria. O simplemente podemos colocar una mesa pequeña junto al sofá.


La iluminación es un factor determinante para la lectura. Es necesario contar con un foco directo hacia la zona de lectura. También los anaqueles deben estar bien iluminados, para facilitar la búsqueda de los ejemplares. La buena iluminación evita la fatiga ocular y facilita la lectura.


Existen infinidad de modelos de libreros, desde los tradicionales, con puertas vidriadas, hasta las simples estanterías amuradas, incluyendo bibliotecas de toda clase, con o sin puertas, que abraquen toda la pared, muebles bajos, etc. Es necesario tomar en cuenta las necesidades de espacio para elegir libreros, pero sin olvidar la decoración, que debe armonizar con ellos.


El sillón de lectura debe ser cómodo, diseñado para una correcta postura, para que no afecte la columna luego de varias horas en él. También podemos agregar un reposapiés.


Para la iluminación de la zona de lectura podemos utilizar una lámpara dirigible, o una lámpara de pie.

Fuente:universodecoracion

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada